¿Qué son los Bancos de Alimentos?

Los Bancos de Alimentos (BdA) somos organizaciones sin fines de lucro que contribuimos a reducir el hambre, malnutrición y desperdicio de alimentos en el país, rescatando de manera trazable y segura, alimentos aptos para el consumo humano antes de que sean desechados, a fin de almacenarlos, clasificarlos y distribuirlos entre entidades de ayuda comunitaria: comedores, hogares de niños y de ancianos, centros comunitarios y de apoyo escolar, entre otros.

De esta manera, se le da un valor social a aquellos alimentos que perdieron su valor comercial, evitando su desperdicio y haciendo que lleguen a las personas que más lo necesitan. Las formas en que recuperamos los alimentos son: a través de donaciones de empresas de la industria alimenticia o acopios, programas de recupero de frutas y verduras, rescate de mermas de supermercados, colectas y campañas, entre otras acciones. Asimismo, educamos acerca de la naturaleza del hambre y sus posibles soluciones como también sobre la importancia que tiene una sana nutrición para el crecimiento y desarrollo humano. Contagiamos el espíritu solidario y difundimos valores humanos por medio del trabajo articulado entre los diferentes actores sociales, a fin de aunar y coordinar esfuerzos para cumplir su misión.

¿Los BdA pertenecen o simpatizan con algún partido político y/o religión?

 

Tanto la REDBdA como los BdA que la integran somos instituciones sin fines de lucro del sector privado que no pertenecemos a ningún partido político ni agrupación religiosa. No obstante, confiamos en el trabajo articulado con los diversos sectores sociales y promovemos acciones conjuntas con instituciones del sector público, privado, académico y social. En este sentido, los actores de los BdA y de la REDBdA, provienen de diferentes estratos socioculturales, religiosos, académicos, empresariales y otros impulsados todos por una sola causa común.

¿Los Bancos de Alimentos venden alimentos?

 

Los BdA no vendemos alimentos, sino que distribuimos los alimentos que rescatamos de la industria alimenticia que por algún motivo han salido de la cadena comercial pero que están aptos para el consumo humano. Esto puede ser por defectos en el envoltorio o envasado, por fecha de vencimiento próxima, poco éxito en el mercado, productos estacionales, excedentes de producción o devoluciones.

Parte de los recursos para mantener la operación del BdA, proviene de la contribución que realizan las mismas entidades y comedores al retirar los alimentos. Esta consiste en un aporte simbólico de dinero por kilo de alimento, que nos ayude a costear los gastos correspondientes a servicios de logística del BdA: fletes para retirar los alimentos de las empresas donantes, costos del mantenimiento de las instalaciones del BdA (luz, agua, gas, etc). Las entidades beneficiarias son un eslabón más de la cadena de valor solidaria y esta contribución es una forma de que sean parte de la misma. El resto de los recursos proviene de donaciones individuales y de empresas, así como de diferentes acciones y eventos de recaudación que realizamos para obtener otras fuentes de ingreso (Ej. Cena Anual).

 

¿Los BdA proveen la totalidad de los alimentos que brindan las entidades a sus beneficiarios?

El modelo de BdA acompaña a los comedores proveyéndoles entre un 20% y un 40% de los alimentos que necesitan, esto es, entre otros motivos, para que no dependan únicamente de los alimentos que reciban del Banco de Alimentos. En el caso de Banco de Alimentos Mendoza, nuestro compromiso con las organizaciones es de un 25% de los alimentos que necesitan.

 

¿En que consiste el programa de rescate de alimentos que llevan a cabo los BdA? ¿Cómo es el proceso? ¿Qué tipo de productos distribuyen?

El programa de rescate de alimentos es la razón de ser de los BdA. Desde los BdA rescatamos y solicitamos de manera trazable y segura, alimentos aptos para el consumo que las empresas, por distintos motivos, no comercializan. Se trata de productos que constituyen excedentes de producción, que tienen errores de envasado o envoltorio, que han tenido escaso éxito en el mercado, que tienen fecha corta de vencimiento, productos estacionales o que no reúnen las especificaciones técnicas que las empresas se imponen pero que están totalmente aptos para consumo humano.

 

Cada vez que los BdA recibimos alimentos, los clasificamos, y almacenamos, para luego distribuirlos entre entidades de ayuda comunitaria: comedores, hogares de niños y de ancianos, centros comunitarios y de apoyo escolar, entre otros. Todas estas entidades tienen en común el dar de comer en el lugar, pero la misión institucional de cada una es particular.

 

¿Cómo es el proceso de verificación/control de esos alimentos?

Antes de entregarlos a las entidades beneficiarias de los BdA, debemos controlar la mayoría de los productos que recibimos para asegurarnos que les lleguen en tiempo y óptimas condiciones. Esta tarea se realiza en el área de clasificación del depósito de cada BdA con la ayuda de voluntarios, para chequear: fecha de vencimiento, estado del producto y apto para el consumo humano.

 

El modelo de los BdA se basa en la trazabilidad y en la transparencia de sus actividades y operaciones. El donante sabe el recorrido que hace el alimento desde que sale de su depósito, pasa por el BdA, se clasifica, almacena y luego distribuye entre las entidades de ayuda comunitaria (comedores, hogares de niños y de ancianos, centros comunitarios y de apoyo escolar, entre otros). Periódicamente se les envía un informe con el destino o uso que se realizó sobre su donación.

Contacto

Minuzzi 428 - Godoy Cruz - Mendoza - Argentina

Teléfono: 0261- 4244044

Teléfono: 261 3034469

Whatsapp: 261 3034469

E- mail: info@bdamendoza.org.ar

¡Te esperamos!

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
Estamos certificados por:
IRAM ok2.png
Somos miembros de: